jun 8 2011

En Internet no siempre Goliath gana: para ejemplo Murdoch y MySpace

Autor: Vicente Garnero

No hay éxitos sin fracasos. Son las dos caras obligadas de una misma moneda que gira de forma inmutable, ya saben, lo del Ying y el Yang. Pero lejos de las visiones filosóficas orientales, la realidad global, tanto en oriente como en occidente, es que la era de éxitos deslumbrantes que ha traído el Universo Internet ha provocado, igualmente, sonoros y dolorosos descalabros. Un Magnate avezado y visionario como Rupert Murdoch ha perdido la batalla de MySpace ante una intratable Facebook (más por errores propios que por el acierto ajeno). No es la única derrota, AOL se vio obligada a vender la Red Bebo por mucho menos de la mitad de lo que le costó. Otros gigantes también han patinado en el hielo de las “aventuras  en la Red”. La mismísima Google no ha conseguido posicionar su Red Orkut (excepto en Brasil), ni tampoco herramientas como Buzz o Wave, ¿demasiado sofisticada esta última? Bien es verdad que sí ha logrado desbancar a otros aventureros, como es el caso de los buscadores de blogs, al poner todo su potencial de búsqueda al servicio de esta funcionalidad. Parece que algunas claves de éxito se van desvelando: innovación y mejora continua, pero no para sorprender al internauta, sino para satisfacer lo que demanda. Quien escucha activamente suele tener buenos resultados. Y, por supuesto, sencillez y rapidez de acceso y uso. La inmediatez sigue siendo uno de los árbitros relevantes del partido. Pero no es el único.