jun 7 2012

Redes Corporativas: El Arte de la Colaboración

Autor: Vicente Garnero

Ya lo hemos comentado en algún otro momento en nuestro Blog, pero se trata de algo tan sugerente e interesante que merece la pena volver a recordarlo. Lo explicó con acierto el eminente neurobiólogo y Premio Príncipe de Asturias de las Ciencias Antonio Damasio en una de sus obras más celebradas, Y el cerebro creó al hombre. Vino a decir que el cerebro humano no ha evolucionado prácticamente nada desde la Edad del Bronce (hace 6.000 años). Si trasladamos a cualquier recién nacido actual al IV milenio antes de Cristo no llegaría a realizar nada más complejo que cazar, guerrear, construir viviendas o forjar metales. Siga leyendo


abr 23 2012

Los comerciales del futuro

Autor: Vicente Garnero


En estos tiempos se habla mucho de las nuevas profesiones en el mundo de la empresa. Nos gusta aventurar el devenir de oficios que representan cambios de paradigma y nos confirman el asentamiento de nuevas reglas del juego en esta partida de la competitividad laboral.  Los avances en biotecnología, neurociencia, robótica, sistemas de información y comunicación o, simplemente, el uso masivo de internet genera una abundancia (un tanto forzada, la verdad) de cajitas con nombres exóticos en los organigramas. No hay que alarmarse. Buena parte son modas pasajeras a las que el tiempo pondrá en su sitio, siempre y cuando no nos dejemos llevar por la ansiedad de estar a la última y caigamos en la tentación de contratar, y retribuir jugosamente, a un Ingeniero de Dinamización de Comunidades Corporativas Virtuales Externas, que “vete tú a saber qué es y a qué dedica su tiempo”… Siga leyendo


ene 25 2012

Colaboración entre comerciales…¿asignatura pendiente o misión imposible?

Autor: Vicente Garnero

Siempre he defendido la creencia de que no se puede ser una empresa competitiva en el mercado sin generar, en paralelo, una inquietante y arriesgada dinámica de competitividad interna. El esfuerzo por superar a otras organizaciones ante el cliente mediante especialización, diversificación, precio, innovación, desarrollo del talento, etc. suele acarrear una tensión competitiva interna entre “marineros del mismo barco” que se extiende desde las bodegas hasta el puente de mando. No es habitual encontrar personas con la experiencia, visión global y autoconfianza necesarias para diferenciar las actitudes de “yo gano, tú pierdes” que impulsan la supervivencia o el crecimiento en el exterior, de las voluntades tipo “yo gano, tú ganas”, que fomentan la colaboración y la eficacia en el interior. Somos lo que somos y, además, tendemos a serlo en casi todos los ámbitos de nuestra vida, para bien y para mal.

Siga leyendo