Mejora e Innovación

Plantea la posibilidad de aportar ideas para lograr una evolución del modelo acorde con los intereses de los “colaboradores” y alineada con los objetivos de la organización.

Para ello presenta tres niveles de desarrollo de ideas de forma que el participante puede intervenir en cualquiera de ellos:

1.    Propuesta y Planificación: en esta fase la participación consiste en la definición de la idea, así como la identificación de los objetivos que se persiguen, las actividades que se precisan para su consecución y los recursos necesarios para llevarla a cabo (tiempo, personas, presupuesto, espacio físico, tecnología,..).

2.    Análisis y Aprobación: los propios participantes designan un comité de trabajo para pronunciarse sobre la viabilidad de las propuestas presentadas en función de criterios acordados con la organización.

3.    Diseño Final e Implantación: la misma persona o equipo que ha propuesto la idea, u otro distinto, se encarga de la materialización del proyecto. Tras la puesta en marcha, dichos participantes efectúan un seguimiento y evaluación de los resultados para compararlos con los logros esperados.