Comunidad Colaborativa

El modelo TuIniciativa.com presenta una fórmula diferente de creación de una Comunidad Colaborativa, con dos objetivos fundamentales:

  • Motivar a sus miembros para seguir tomando iniciativas de colaboración con otros miembros (aportando o recibiendo apoyos que generan soluciones de valor ante necesidades concretas)
  • Motivar a personas no adscritas a estas dinámicas de participación para iniciar una colaboración espontánea que les otorgue experiencias beneficiosas y les incentive a seguir trabajando en esa línea.

En definitiva, se trata de vencer la problemática que han sufrido muchas organizaciones que, tras una inversión económica considerable en tecnología y un esfuerzo de tiempo y talento en campañas de marketing para incentivar la participación, no han logrado más de un 10%-20% de lo esperado.

¿Por qué ocurre esto?

Porque la participación de un profesional en un Entorno Colaborativo no se consigue únicamente con la última tecnología ni con un detallado argumentario comercial de ventajas asociadas a su implicación y compromiso. Hay que ir paso a paso creando un contexto propicio en el que, al final, aportar y solicitar colaboración no se vea como una obligación, un riesgo o una pérdida de tiempo.

Esto sólo sucede si actuamos mediante un proceso inteligente de construcción de una “Cultura Colaborativa”. Para ello, Dosierh, propone a sus clientes una metodología de trabajo conjunto que, mediante cinco líneas de acción, permite alcanzar la esperada participación.

Es tal nuestro compromiso con el cliente y nuestro convencimiento de la eficacia de esta forma de trabajo, que nuestra facturación por el proyecto está asociada al éxito del mismo medido en términos de participación colaborativa.

¿Una metodología en 5 Pasos?

Hay que comenzar por Fijar el Objetivo (paso 1) más adecuado a la predisposición natural a la colaboración que tenga la compañía, atendiendo al estudio de sus peculiaridades concretas (estructura social, familiaridad con las tecnologías, objetivos compartidos, etc.). Después hay que contar con el equipo humano necesario para Dar Impulso (paso 2) a la actitud participativa, lo que requiere capacitación (como dinamizadores de comunidades profesionales), autoridad (cobertura jerárquica) y soporte (recursos tecnológicos, apoyo de la función directiva,..). Con estos fundamentos se inicia el proceso de Extender el Ejemplo (paso 3), con la finalidad de “crear cultura” mediante la implantación selectiva y secuencial de entornos de colaboración para colectivos clave (Comerciales, Mandos Medios,..). Sobre dichos entornos se aplican técnicas de dinamización que precisan de Refuerzos (paso 4) en dos ámbitos concretos: el de la tecnología (amigable, eficaz y rentable) y el de al comunicación (transparente, sencilla y constante). Finalmente, es recomendable Premiar la Colaboración para compensar y divulgar las iniciativas más destacadas en relación con el proyecto.  Para conocer más profundamente: Los 5 pasos de la metodología.