Lo que no es la Gestión de RRHH 2.0

Autor: miren

Recursos humanos 2.0En general, nos gusta suscribirnos a las modas. Podemos resistirnos en mayor o menor medida, pero las tendencias comúnmente aceptadas en el mundo de la empresa acaban convirtiéndose en nuestro patrimonio habitual, casi sin excepción. Lo hacemos por temor a quedarnos fuera de juego, por simple curiosidad o, en algunas ocasiones, por sincero espíritu innovador. Estas últimas suelen ser las menos.

Los profesionales de la Gestión de Recursos Humanos tendemos a ser cautos con las innovaciones, quizá porque hemos visto pasar por delante demasiadas novedades adornadas con un “planificado glamur” y apoyadas por la impactante literatura de “gurús de referencia”. La implantación de este tipo de ideas ha acabado por complicarnos la vida hasta límites insospechados. El papel lo aguanta todo, pero el ser humano, como entidad que piensa, siente e interactúa, es otra historia en la que la narrativa teórica no siempre funciona.

La moda 2.0 ha llegado también al mundo de los RRHH y, en línea con nuestra mencionada cautela, la mayoría de los que nos dedicamos a este noble oficio la miramos con cierto recelo. A estas alturas hemos asumido que no se trata de algo pasajero, que la transformación es real, que avanza a velocidad creciente y que el mundo, tal y como lo conocemos, no volverá a ser como antes. En esta ocasión, también acabaremos adaptándonos a las nuevas tendencias, no por temor, curiosidad o espíritu innovador, sino porque no habrá opción, simplemente no se podrá trabajar de otra manera.
Ahora bien, ¿entendemos en qué afecta realmente a la Gestión de Personas estos dos famosos dígitos?, ¿existe una Gestión de RRHH 2.0? y si existe ¿qué es exactamente?

Empecemos por aclarar lo que no es. Muchos profesionales siguen asociando el término con “todo lo que sea moderno y tenga algo que ver con tecnología”, con independencia de su naturaleza y alcance. Pues bien, de momento quedémonos con que, ni todo lo moderno es 2.0, ni toda la tecnología está relacionada con este concepto. No nos despistemos y caigamos en una asociación de ideas reduccionista y errónea. De hecho, incluso el concepto 2.0 empieza a estar “pasado de moda”.

A partir de aquí, es nuestra responsabilidad tomar la iniciativa para entender de qué estamos hablando y cuál es su auténtico perímetro y recorrido. Desde este Blog haré lo que esté en mi mano por ayudaros. Ánimo porque es más fácil de lo que parece.


Deja una respuesta