Los Recursos Humanos 2.0

Autor: Vicente Garnero

Empezaré por reiterar mi adscripción al grupo, cada vez mayor, de los que percibimos en claro desuso el término 2.0 asociado a cualquier concepto que le preceda. No es una excepción el mundo de los Recursos Humanos. Aunque a efectos prácticos lo utilice ahora en este Blog para situar el “contexto general” de lo que hablamos, iré paulatinamente reemplazándolo por una semántica más adecuada y que refleje con mayor fidelidad el proceso de cambio que la gestión de personas está experimentando. Un cambio, por cierto, en el que las variables que lo condicionan se orientan en múltiples direcciones, por lo que no va a resultar sencilla la labor “reduccionista” de enmarcarlo en una terminología concreta. Sugerencias ya hay muchas en el mercado de las ideas.

Es importante señalar también que, por el momento, me centraré en la Gestión de Recursos Humanos desde la perspectiva de las Direcciones Funcionales que se responsabilizan de la misma en las empresas actuales, bajo esa denominación u otras alternativas: Departamento de Capital Humano, Personal, Gestión de Personas, etc.

Estas unidades orgLa oportunidad para los RRHHanizativas tendrán que seguir asumiendo en el corto y medio plazo muchas funciones y retos aún no resueltos, como el de su influencia y credibilidad en la gestión del negocio, su desequilibrio entre la labor ejecutiva y de soporte, su vocación innovadora, su habilidad para el marketing de servicios, su externalización de funciones y, cómo no, su capacidad para hablar idiomas.

Pero el contexto 2.0, aunque sea un término impreciso, les está ya obligando a afrontar nuevas tareas que, hasta la fecha, no eran parte de su agenda. Las he mencionado por distintas razones en el pasado y ahora las resumo como guión de trabajo para abordarlas en sucesivas entradas de este Blog. En ellas iré hablando de las implicaciones que cada una tiene, y seguirá teniendo, en la labor que desde los Departamentos de RRHH se realiza para gestionar la motivación y el desempeño de las personas en la empresa:

•    La implantación y dinamización de Entornos Colaborativos con finalidad profesional (desarrollo y mejora del negocio) y como complemento a las prácticas de gestión de equipos y procesos en la organización

•    El interacción con Comunidades de Empleados (internas y en Redes Sociales) para dar soporte a la estrategia de Marketing On-Line de la compañía

•    La reorientación de las Prácticas de RRHH (Selección, Formación On-Line, Comunicación Interna,…) para aprovechar el potencial de Internet y de las Nuevas Tecnologías

•    La transformación del Liderazgo para generar un estilo de dirección adaptado a la nueva cultura de conectividad y colaboración

•    La generación de dinámicas formativas y de gestión del cambio necesarias para lograr un adecuada convivencia e integración entre Generaciones Profesionales (que presentarán una grado de familiaridad con el entorno 2.0 muy diferente)

Los Departamentos de RRHH tienen una oportunidad histórica de tomar todo el protagonismo en la gestión de estas nuevas funciones. No es una moda pasajera ni una elección de cada compañía, habrá que hacerlo “sí o sí” en todas ellas, la cuestión es quién y cómo. Mi propuesta para el quién ha quedado clara en esta página, sobre el cómo iré desgranando claves en las próximas entradas, con vuestra ayuda claro.


Deja una respuesta