jul 25 2014

En verano me conecto en remoto… ¿desde Nueva York?

Autor: Maria Jose Larriu

Casi a punto de coger  vacaciones la mayoría (muchos ya lo han hecho), queremos cerrar este ciclo con un recordatorio importante: se puede vivir conectado al trabajo si se quiere, y es posible vivir en estado 1.0.  si se puede.

Esta primavera disfrutamos en las pantallas de una película singular, Nueva Vida en Nueva York, en la constatamos cómo la tecnología puede darnos la libertad o convertirse en una pesada carga. Para los que no la han visto, cuenta la historia Xabier, un escritor que ya ha saboreado las mieles de algún éxito  que, tras su ruptura matrimonial, se muda a la Gran Manzana para poder seguir viendo a sus dos hijos pequeños. La trama puede sonar a topicazo, pero permite reflexionar sobre cómo la tecnología “también” nos hace más libres.

El contacto con el editor del protagonista en París, que sólo es una anécdota en la película, nos lleva, a bote pronto como toca en verano, a cinco sencillas reflexiones.
-    ¿Podríamos cambiar de ubicación por un motivo personal y seguir desempeñando nuestra labor? Empezamos a pensar y son tantas las tareas y funciones que sólo requieren de un acceso a internet y un ordenador, Ipad o smartphone, que no las enumeraremos. Sin ir más lejos, cuánta selección de personal 2.0. ó formación 2.0. está acabando con las entrevistas personales al uso o las aulas de aforos cuestionables.
-    ¿Por qué no aplicamos e intentamos convertirnos en verdaderos protagonistas de vida digital?. Que no, no nos engañemos, los verdaderos usuarios y eficaces trabajadores han migrado y sacado todo lo mejor del ya no tan nuevo mundo en “ordenador”: se forman, informan, colaboran, trabajan,  comunican y hasta compran.
-    ¿Podemos compatibilizar vida digital y vida personal? Cuando todavía nos hartamos de escuchar el manido discurso sobre la importancia de compatibilizar vidas profesional y personal, hay que ir más allá y, saber cortar el Smartphone, no responder siempre a absurdos e-mails, no estar siempre disponible como la funeraria, no preguntar a Google hasta si Di Stefano jugó un Mundial, es simplemente priorizar.
-     ¿Por qué nos empeñamos tanto en tener un buen coche y una buena casa y no pensamos que  la mejor  tecnología es fundamental para el trabajo bien hecho? Debemos quejarnos menos y dejar de pasar la responsabilidad a los responsables de IT, y convertirnos en verdaderos arquitectos de nuestras necesidades para ser cada día más eficaces.
-    ¿Seremos capaces de cortar la conexión estas vacaciones con nuestros headquarters sin la sensación de perder visibilidad profesional, carrera y tiempo? Esto para los más aplicados en la carrera. Aquéllos que siempre están conectados, que sepan que sus jefes, la mayoría, también cogen vacaciones.

 

Porque no nos engañemos, la vida es vida, y se basa en relaciones offline que se complementan con relaciones online. Pero lo importante es tener una pareja sólida basada en una relación de confianza, unos hijos que no sólo te vean por skype porque siempre estás en Qatar, unos amigos que permitan crecer y compartir, un jefe con el que hasta puedas tomar un café, una ciudad por la que pasear y sentirte parte integrante, unas aficiones para crecer intelectual y sentimentalmente y, sobre todo, la compañía de uno mismo. Todo lo verdaderamente importante está a toque de mirada más que a toque de ratón.


feb 12 2014

Una solución eficaz

Autor: Vicente Garnero

El post del mes de febrero de nuestro blog está particularmente dirigido a todos aquellos profesionales de la función de RRHH interesados en digitalizar la gestión de personas en sus organizaciones pero que no se han atrevido, todavía, a iniciar dicho camino.  Antes que nada, es conveniente reflexionar sobre las razones por las que siguen sin abordar este importante proceso. A los tradicionales argumentos de carácter estructural, como la falta de tiempo y presupuesto, la situación recesiva del mercado, la  inmadurez de la cultura corporativa, etc. cabría añadir otro de índole más personal que, seguramente, no resulta fácil reconocer: se trata de algo tan simple como la inseguridad que nos produce nuestra falta de dominio de la tecnología como simples usuarios de la misma. Reconozcámoslo, nos estresa y acompleja ver cómo a nuestro alrededor todo el mundo parece manejar con destreza infinidad de términos, aplicaciones y funcionalidades cuya estela nos resulta prácticamente imposible seguir.

La conclusión es sencilla ¿cómo voy a liderar una evolución digital de la gestión de personas en mi empresa si no sé descargarme una aplicación GPS en mi móvil ni conectar medios audiovisuales a una presentación de PowerPoint? Aunque no es estrictamente necesario realizar estos “juegos malabares” para promover dicha evolución, es cierto que, al menos, dar un salto cualitativo en nuestra capacidad como usuarios tecnológicos nos puede proporcionar una mayor tranquilidad técnica y emocional para impulsar las primeras “hazañas de digitalización” en la empresa donde desempeñemos nuestra labor.
De cara a generar esa anhelada seguridad en nosotros mismos, hay dos soluciones que podemos considerar: una es continuar con la tradicional acción autodidacta de aprender “a salto de mata”, es decir, exprimiendo nuestro voluntarioso ejercicio de ensayo y error, buscando tutoriales en Google o aprovechando la generosidad de algún amigo, compañero de trabajo o la de nuestros propios hijos. Desafortunadamente, métodos para “no perder el tren del mundo digital” suelen resultar lentos, imprecisos y, en general, frustrantes (no le damos nunca continuidad). La otra opción estaría en contar con un profesional que nos ponga al día de forma rápida y personalizada. Es curioso que llevemos décadas haciendo esto mismo para resolver el problema del idioma (profesores particulares de inglés) y aún no lo veamos claro con lo de dejar de ser un “inseguro digital”.

Nuestra propuesta es la siguiente: entra en cualquiera de las páginas donde ofrecen sus servicios numerosos “expertos en la materia”: www.tusclasesparticulares.com, www.masqueclases.com, www.donprofesor.com. Busca el que mejor se adapte a tus necesidades en tres aspectos: coste (suelen estar entre 12-15 € la hora si te desplazas tú y en torno a 20 € la hora si se es a domicilio), capacidad (asegúrate de que tiene titulación y/o suficiente experiencia docente, puedes pedir referencias de sus alumnos) y adaptación a tus necesidades (confirma que domina los temas específicos que a ti te interesan, hay programadores extraordinarios en un determinado lenguaje que no tienen ni idea de cómo sacar partido a LinkedIn para promocionar una marca personal o que hace años que no utilizan una hoja Excel).

Dedícale una o dos horas a la semana (muchos de los profesores no tienen inconveniente en dar clases los sábados y domingos) y planifícate unos objetivos temporales. Es decir, proyecta lo que quieres aprender en un período concreto, por ejemplo, cuatro meses (de marzo a junio). Por el mismo precio que te cuesta ese gimnasio al que no vas casi nunca, te puedes encontrar el próximo verano con que has aprendido a optimizar el uso de tu portátil, tablet o smartphone (sobre todo porque vas a descubrir muchas cosas que no sabías que tenías a tu disposición), te has descargado una serie de aplicaciones muy interesantes para tu vida personal y profesional, has mejorado la utilización de las principales herramientas de Office (Word, PowerPoint, Excel), manejas tu agenda, correo y mensajería con mucha mayor eficacia y además, realizas un uso más racional de las redes sociales y profesionales (eso si ya habías empezado a usarlas, porque si no ha sido así ésta es la oportunidad).

A partir de ahí seguramente podrás seguir tú solo, sobre todo porque tendrás la formación suficiente para no perder el tiempo y la motivación necesaria para disfrutar del aprendizaje autodidacta. No hay excusas, merece la pena el viaje y, además, conseguirás esa seguridad mínima que precisas para  promover la digitalización en la gestión de personas. Al fin y al cabo es una responsabilidad que tendrás que afrontar tarde o temprano.


ene 14 2014

Los Reyes Magos de la Tecnologías

Autor: Vicente Garnero

Una vez concluidas las fiestas de Navidad se suelen repetir ciertos tópicos de conducta que han acabado con el tiempo convirtiéndose en auténticas tradiciones, como la de preguntar reiteradamente ¿qué te han traído los Reyes? La cuestión implica el inevitable final del largo período navideño y la posibilidad de haber obtenido algo, quizás, anhelado durante mucho tiempo. No es ningún secreto que la tecnología es uno de los regalos más demandados a sus Majestades de Oriente: Smartphones, Tablets, Videoconsolas, Dispositivos MP4,…se convierten en los protagonistas de muchas ilusiones para las que no existe límite mínimo ni máximo de edad. Siga leyendo


dic 11 2013

LikedIn potencia su marca y marca territorio

Autor: Vicente Garnero

La obligada búsqueda de valor por parte de los actores de Internet, va orientado poco a poco sus dispersas y variadas vocaciones iniciales para focalizarlas en aquellos servicios que mejor se adapten a los requerimientos de rentabilidad de cualquier  negocio. No olvidemos que son tiempos de crisis en los que, tan difícil es ganar dinero ahora, como prepararse adecuadamente para hacerlo cuando salgamos de ella. 

Esta búsqueda del equilibrio económico en el corto y largo plazo (en Internet no hay medio), el mundo digital prosigue su avance como vehículo de canalización de recursos y soluciones para la gestión de personas. Aunque hasta la fecha dicha dinámica se ha producido con tendencias imprecisas y vaivenes diversos, es verdad que, una de las consecuencias (quizá ventajosa) de la crisis, es que está obligando a centrarse a muchos de los protagonistas de la vida digital en torno al saneamiento de sus cuentas de resultados. Valga un ejemplo significativo de este clarificador panorama.

LinkedIn acaba de lanzar su certificación oficial como experto en reclutamiento (Recruiter Certification Program), a través de su potente red de contactos. Dicha titulación, a la que se accede previo pago y tras la superación de un examen, está pensada para especializar en el uso de sus funcionalidades a todos aquellos que valoren esta plataforma como una alternativa prioritaria para la búsqueda de perfiles (niveles intermedios y altos de dirección), muy por encima de las web de empleo.

Todo apunta a que la primera red profesional del mundo ha dado el paso de formar y certificar oficialmente a sus expertos en reclutamiento, no solo como un refuerzo a la imagen de utilidad y prestigio que ha adquirido para estos menesteres, sino como una fórmula inmediata de generación de ingresos.  En una segunda lectura podríamos decir que, seguramente, LinkedIn está renunciando a potenciar otros servicios que no sean generadores directos de caja, como la formación participativa a través de grupos de interés o la comercialización de servicios on-line.

No sólo es una cuestión de ingresos, es un asunto de especialización y diferenciación. El día que los usuarios de los grupos de LinkedIn descubran las actuales plataformas gratuitas on-line de formación, como Coursera.com, que además de formar sin coste alguno con funcionalidades y contenidos de extraordinaria variedad y calidad (avalados y desarrollados por las Universidades más prestigiosas del mundo), crean comunidades de aprendizaje e interacción en torno a cualquier temática imaginable del mundo empresarial, solo volverán a esta Red Profesional para lo que realmente les aporte valor: retomar antiguas relaciones, buscar empleo o identificar candidatos para cubrir vacantes.

Lo iremos viendo, porque sabidos es “zapatero a tus zapatos”


nov 17 2013

Convivencia de nativos e inmigrantes

Autor: Vicente Garnero

Ya empieza a ser una realidad en nuestras organizaciones. La pirámide  de edad está haciendo que un volumen muy importante de profesionales con más de 35 años se encuentren desarrollando su actividad laboral en estos momentos y, seguramente, tendrán que seguir haciéndolo  durante los próximos 6 o 7 lustros, siempre y cuando nuestro inestable mercado de trabajo lo permita.
Esta circunstancia implica una reflexión sobre el uso individual de la tecnología. Viendo los períodos de tiempo previos a una hipotética jubilación que afrontarán los ahora “cuarenta / cincuentañeros” y la paralela incorporación y consolidación en el mundo de la empresa de los profesionales más jóvenes, con edades entre 25 y 35 años, que se va a producir a medida que  la crisis económica remita, es innegable que el escenario laboral va presenciar una intensa convivencia entre dos mundos de actitudes y habilidades tecnológicas muy diferentes.

Siga leyendo


oct 29 2013

Buenas noticias

Autor: Vicente Garnero

Hay que reconocer que es un buen título para cualquier comunicado que pretenda despertar cierto interés ante potenciales lectores. Estamos tan ávidos de positividad que, cualquier novedad que resulte constructiva o estimulante, nos incita a asomar la cabeza por su balconada para ver, al menos, “de qué va la historia”.

En este caso la historia va de alianzas que persiguen finalidades con un claro interés común. Se trata, en concreto, de uno de esos acuerdos de colaboración que aporta notables ventajas globales de las que, sin duda, se beneficiarán numerosos colectivos.

Siga leyendo


dic 19 2012

Entornos Colaborativos si, pero en Navidad Redes Personales

Autor: Maria Jose Larriu

 

“Decíamos ayer” fueron las primeras palabras de Fray Luis de León al retomar su actividad docente tras cinco años de ausencia (por cautiverio). Las mismas que nos permiten retomar en este post el tema de los tópicos negativos generados en los últimos tiempos y relativos a la colaboración y el trabajo de los que ya hablamos semanas atrás. Cuando se acerca la Navidad y nos afanamos en revisar el cumplimiento de nuestros objetivos, en contrarrestar el viento en estos “Malos tiempos para la colaboración” y comenzamos a cerrar nuestro balance, es buen momento para el pensamiento sereno y constructivo. Seamos patrones de embarcación de vela o remo, y surquemos mares, ríos o lagos, da igual. Siga leyendo


oct 23 2012

Incorporar un discapacitado: una oportunidad gracias a las nuevas tecnologías

Autor: Maria Jose Larriu

Con una tasa de desempleo que no para de aumentar y todos los problemas que se plantean actualmente, la incorporación de un discapacitado para el departamento de recursos humanos ( y otros también..) puede dar una comprensible “pereza”. Escudarse en la complejidad del proceso y pasar de soslayo resulta irresponsable y cobarde, cuando tenemos además un aliado tan importante en las nuevas tecnologías. Basta con ponerse en los zapatos de una de estas personas para que cambie la perspectiva. Otra opción es que la vida te pegue de frente y te obligue. Pero nadie está preparado para responder al teléfono y enterarse de que su ahijado ha tenido un accidente, está en la UVI y posiblemente quede tetrapléjico. Y esto sólo es el principio… Siga leyendo


jul 27 2012

Cuando toca trabajar, colaborar, y ahora …vacaciones

Autor: Maria Jose Larriu


Se acercan las vacaciones y pronto sustituiremos compañeros por amigos y/o familiares. Como en la película Pequeñas Mentiras Sin Importancia, cambiaremos las grandes ciudades por pueblos y playas, los horarios interminables por paseos sin reloj, las reuniones de cierre por las de comunidad de veraneantes, los jefes que piden todo a última hora por cónyuges agradecidos y la colaboración en el trabajo por la cooperación en la barbacoa.   Unas pequeñas reflexiones para preparar nuestras maletas no vendrán mal.

En estos últimos días de trabajo, tenemos que hacer nuestra lista de “ imprescindibles” para disfrutar del merecido asueto. En los tiempos que corren, tan imbuidos en las nuevas tecnologías, se puede empezar por escribir una lista en cuadro Excel de objetos materiales, deseos, obligaciones lúdicas y hasta objetivos personales… si optamos por organizar y planificar claro está. Habrá que establecer lo imprescindible, lo necesario, lo placentero y lo anecdótico. Con todo rigor. Siga leyendo


jul 11 2012

Primer paso hacia la colaboración: compartir objetivos

Autor: Vicente Garnero

En nuestro post del día 7 de junio, titulado Redes Corporativas: el arte de la colaboración, proponíamos tres medidas cuya implantación implicaba, en nuestra opinión, el impulso de una plataforma de nuevos y potentes recursos para todas aquellas organizaciones que se enfrentan, en mayor o menor medida, al sombrío panorama de la caída de ventas, reducción de ingresos y desmotivación profesional ¿hay alguna que esté sorteando con facilidad esta ciénaga? Siga leyendo