¿Rol de RRHH como dinamizador de comunidades colaborativas de empleados?

Autor: miren

La nueva responsabilidad que se genera en la moderna empresa para RRHH, y que ya comentamos con anterioridad , va a posicionar a sus profesionales en una nueva dimensión dentro de sus propias organizaciones. Pero es un arma de doble filo, si se hace bien puede suponer un “cambio de imagen” que transforme de manera importante la percepción que de ellos tienen los empleados y  generar un modelo de relación mucho más cercano, fluido y eficaz para la consecución de sus objetivos. Pero si no se hace como es debido, puede provocar reacciones adversas con resultados negativos para su credibilidad y, lo que es peor, para el desarrollo del negocio.

RRHH debe afrontar como misión el impulso de una dinámica de redes colaborativas en la organización. Su papel es el de concretar las finalidades de la colaboración (siempre orientadas hacia el apoyo al negocio), ayudar a elegir las funcionalidades técnicas más adecuadas (por facilidad de uso, eficacia y rentabilidad), seleccionar y dinamizar colectivos piloto (para proyectos concretos) cuya colaboración vaya generando cultura de cooperación y, finalmente, impulsar e incentivar una colaboración global y autogestionada por los propios empleados.

Si se hace así,  RRHH adquirirá una imagen moderna, de sensibilidad hacia los movimientos sociales y profesionales presentes y futuros, alineada con la evolución tecnológica y promotora de una cultura en que la persona puede tomar iniciativas y desarrollar, dentro de un orden, su espíritu emprendedor. Su relación con el empleado será más próxima y directa, diluyendo esa percepción de órgano distante que regula, complica o sanciona la actividad profesional. Y lo más importante, ayudará a posicionar su labor mucho más cerca de generar impacto directo en el negocio de la organización.


Deja una respuesta